Lara Gago
Lara Gago

Licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid. Socia fundadora de GAIA Abogados

Abandono del hogar y de familia. Todo lo que necesita saber

El abandono del hogar es una sombra que está siempre detrás de las personas que, tras una relación sentimental deteriorada, están pensando en irse de casa. ¿Qué consecuencias tendrá el que me vaya de mi casa? ¿Me podrá denunciar mi pareja por irme?

En este artículo vamos a ELIMINAR todos esos miedos porque, os adelantamos, no tienen ningún tipo de base legal y se corresponden a un “boca a boca” de manos de personas que no conocen la materia y que han creado un fantasma que amenaza, sin razón, a todas esas personas que no desean seguir conviviendo. 

¿Qué es el abandono del hogar?

El abandono del hogar ERA un delito tipificado en el Código Penal hace decenas de años en España. Sin embargo, este delito a día de hoy NO EXISTE

No existe ningún tipo de Ley o artículo que considere que el hecho de abandonar el domicilio familiar sea delito. Es decir, si estás en una relación, y no deseas seguir conviviendo con esa persona, puedes irte de la vivienda sin ningún problema. Todas las personas somos libres de vivir donde queremos, estemos casadas o solteras, con hijos o sin hijos. Queremos dejar claro siempre a nuestros clientes que NUNCA la ley establecerá una obligación de vivir juntos, estemos casados o no. Si alguien os dice lo contrario, es mentira. Y si es un letrado el que afirma la existencia de una obligación así, ese abogado no es de confianza, sino que estará anteponiendo sus ideas y principios a su trabajo como profesional del derecho. 

Eso sí, si existen hijos, debemos asegurarnos de que no quedan desamparados.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para ser abandono de hogar?

Repetimos, no existiendo el delito de abandono de hogar, puede pasar una semana o un año desde que hemos abandonado la vivienda, que no estaremos cometiendo delito en ningún caso

¿Existe o no existe el delito por abandono de hogar?

Por tanto, NO EXISTE el delito por abandono del hogar. Si bien es cierto que el Código Civil habla de cuestiones que parece que sí que existe una obligación de convivencia durante el matrimonio, debemos tener en cuenta que este libro tiene más de 130 años y hay artículos que están completamente obsoletos y que no se aplican. 

Diferencia entre abandono de hogar y abandono de familia

Partiendo de la base de que tampoco existe un delito de abandono de familia, sí que podríamos incurrir en algún tipo de delito (ninguno de estos dos, ya que no existen per se) si abandonamos la vivienda y dejamos desamparados a los hijos o al cónyuge, a sabiendas. Es decir, si somos la única persona que gana un sueldo, y abandonamos la vivienda, y dejamos de pagar los suministros, el alquiler/hipoteca, y vaciamos las cuentas bancarias comunes, estaremos colocando a nuestra pareja e hijos (si hubieran) en una situación muy precaria. Esto sí podría encuadrarse en un delito del artículo 226 del Código penal:

El que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar o de prestar la asistencia necesaria legalmente establecida para el sustento de sus descendientes, ascendientes o cónyuge, que se hallen necesitados, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses.

Diferencias entre abandonar el hogar con hijos y sin hijos

Como vemos en el artículo mencionado, y teniendo en cuenta lo dicho, la diferencia es nimia. El hecho de dejar desamparado en los términos antedichos a un cónyuge conlleva el mismo delito que el dejar desamparado, junto a éste, a los menores que se tengan en común. Lógicamente, la gravedad (tanto moral como legal) no es la misma, pero en términos de “diferencias” como tal, no existen. 

Así, el abandono del hogar con hijos puede quizás ser más doloroso sentimentalmente hablando, pero no tendrá mayores consecuencias que hacerlo sin hijos. 

¿Qué obligaciones hay para que no sea delito el abandono de familia?

Como ya hemos dicho, si decidimos abandonar la vivienda deberemos asegurarnos de que nuestra pareja e hijos tienen asegurado un mínimo sustento. Ya sea porque nuestra pareja gana su propio salario o tiene sus propios ahorros, bien porque pasemos un dinero mensual, bien porque paguemos la vivienda y/o los suministros, o bien porque pueda acceder a las cuentas bancarias comunes. Todo ello siempre dentro de las posibilidades de cada uno. Si quien abandona la vivienda no cobra absolutamente nada, está claro que nada puede dar y, por tanto, nunca podría cometer un delito de este tipo. 

Consecuencias penales por abandonar la familia

El hecho de “abandonar” a la familia no tiene consecuencias penales a no ser, como hemos dicho, que dejemos a éste en una situación precaria económicamente. Así, en ese caso, las consecuencias serán la pena de prisión de 3 a 6 meses (nunca se irá a prisión si no se tienen antecedentes), o la multa de 6 a 12 meses, lo más común. 

Cómo denunciar un abandono del hogar o familiar

Si nuestra pareja ha decidido abandonar el hogar familiar y ha sacado todo el dinero de las cuentas, ha dejado de pagar todo lo que venía pagando y tampoco está prestando un mínimo de alimentos a la otra pareja y/o a sus hijos, podremos poder una denuncia por abandono del hogar en el Juzgado o en la Policía. Eso sí, recomendamos consultar antes a un abogado porque como ya decimos, en raras ocasiones estamos ante un delito. 

Sin embargo, aparte de ello, lo más recomendable es tramitar una demanda de divorcio o separación, de pensión alimenticia o medidas paterno-filiales (según el caso, y a valorar por un abogado).

Excepciones en el abandono del hogar

Son más las excepciones para considerar un delito por abandonar el hogar familiar que para no considerarlo. Por tanto, 1 de cada 1000 casos en los que se cree se está cometiendo un delito de estas características efectivamente se está cometiendo. 

Por tanto, queremos finalizar este post aclarando que NO EXISTE el delito de abandono del hogar y que siempre es recomendable, ante una relación sentimental deteriorada, que una de las partes abandone el domicilio común. De ese modo, la relación no seguirá deteriorándose y será más sencillo y probable que podamos llegar a futuros acuerdos en cuanto a los hijos en común, dinero, bienes… etc.

Si tienes alguna duda, déjanos tus datos y te contactaremos

También puedes ver la zona de "Servicios de Abogado Online"

Compartir Artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario