Lara Gago
Lara Gago

Licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid. Socia fundadora de GAIA Abogados

Qué es una medianera y tus derechos sobre ella

¿Estás pensando en comprar una vivienda y quieres estar seguro de hacer la elección correcta y no llevarte sustos de última hora? Entonces, es importante que sepas que, si adquieres un inmueble antiguo para reformar, o una casa adosada, probablemente veas que alguno de los muros es una pared medianera. ¿Qué es exactamente una medianera? ¿Qué problemas legales te puede ocasionar el día de mañana? Sigue leyendo que hoy aclararemos tus dudas. 

¿Qué es una medianera?

Una medianera es un muro o pared que separa dos propiedades, es decir, la tuya de la del vecino del edificio de al lado. Suelen ser paredes planas que, a simple vista, no dan la sensación de ser medianeras. 

La medianera suele pertenecer solo a uno de los propietarios, no a ambos, ya que se encuentra en la linde de su vivienda y edificio, aunque el otro propietario se beneficie de ella y no tenga la necesidad de construir una pared o muro. 

Cómo saber si una pared es medianera

Para detectar una pared medianera deberás hablar con el arquitecto o la promotora del inmueble, que te darán toda la información sobre el valor catastral del mismo y te informará de si tiene paredes medianeras. 

Antiguamente era muy común hacer este ejercicio ya que suponía un ahorro de recursos por parte del vecino que construía al lado de un edificio o vivienda ya existente. Se llegaba a un acuerdo con el otro propietario para poder usar esa pared para su vivienda. Sucedía sobre todo en casas de pueblo adosadas o en edificios muy antiguos. 

De hecho, si te fijas en la demolición de edificios muy viejos, verás que la pared que queda a la vista de todos suele mantener los azulejos originales o el papel pintado. Eso significa que estamos ante una pared medianera. 

De quién es la pared medianera

La pared medianera (es decir, el eje medianero de la pared) pertenece al vecino original, es decir, al que construyó el edificio o la vivienda primero. Esto tiene sentido ya que fue este propietario quien, en su día, tuvo que hacerse cargo de los costes de construir una pared para su vivienda que más tarde disfrutará otro vecino también. 

Así, si el propietario de la medianera quisiera hacer reformas en su casa, o incluso necesitase derribar esa pared, estaría en su pleno derecho, ya que es de su propiedad. Aunque, llegados a este punto, seguro que empiezan los problemas entre ambos vecinos, como es lógico. 

Por lo tanto, antes de hacer reformas, el propietario de la medianera debería informar a su vecino de sus intenciones y llegar a un acuerdo amistoso para que la obra no suponga un inconveniente para ninguno de los dos. 

Si no se llegase a un acuerdo y tú eres el vecino afectado, debes saber que es importante que cuentes con un abogado experto en el tema que te asesore correctamente. Aquí es posible que se pueda demandar por una obra o reforma mal ejecutada. 

La Ley sobre las medianeras

Para que nos entendamos, una pared medianera se puede considerar como una mancomunidad entre vecinos de esa pared. Así, según el artículo 579 del Código Civil, cada propietario de la medianera podrá hacer obra sobre la misma o introducir vigas hasta la mitad de su espesor siempre y cuando no impida el uso común de los demás medianeros. 

Antes de llevar a cabo una obra, se deberá contar con el consentimiento de los otros vecinos usuarios de esta medianería. Si esto no sucede y no se llega a un acuerdo por ambas partes, será un perito quien fijará las condiciones necesarias para que la obra beneficie a ambas partes y ninguna de ellas salga perjudicada ni pierda sus derechos de medianería.

El derecho de medianería

Lo que se pretende con el derecho de medianería es que ambos vecinos estén en igualdad de condiciones a nivel legal respecto de su pared o muro medianero. De esta manera, ante la necesidad de obras en alguno de los inmuebles, el otro no se verá legalmente desamparado. Esto también significa que ambos propietarios deberán hacer un buen uso de la medianera y un buen mantenimiento de su estructura. El vecino que compra una casa con pared medianera será quien deba adquirir el derecho de medianera, ya que el propietario original lo tendrá desde la misma construcción del inmueble. 

¿Se puede comprar un derecho de medianería?

Sí, es posible comprar ese derecho para que el vecino que no dispone del mismo, pueda disfrutar de él en igualdad de condiciones. Aunque no es tarea sencilla, ya que se debe estudiar en profundidad las líneas divisorias  de la pared, a qué linde pertenecen, si son del fundo del vecino… para ello, es recomendable contar tanto con un arquitecto como con un abogado que trabajen juntos y te ayuden a resolver tu caso en concreto de manera exitosa.

Reserva hora y día para tu consulta con un abogado online

También puedes ver la zona de "Servicios Online"

Compartir Artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Deja un comentario

Abogado
Online

Pide cita con los Abogados de GAIA desde cualquier parte de España.

Sólo para consultas vía teléfono y presencial